La Ratonera

De muerte lenta

Luis Miguel Hurtado García

De muerte lenta es una creación del grupo de actores de último año de la escuela de Edgardo Román, puesta en escena por Luis Miguel Hurtado García y Leonardo Fernández. Nos impusimos como tema de improvisación las reacciones ante la muerte de este pueblo “libre” que somos nosotros. Una nación influenciada por la herencia que nos dejaron españoles, árabes y africanos.

Comenzamos este laboratorio de creación colectiva improvisando crímenes pasionales sacados del periódico El espacio. Rápidamente se aclararon por un lado tres vertientes: el crimen en sí mismo, la reacción de los medios y la de la opinión pública, y por otro dos historias inspiradas en la realidad: la de Camilo Andrés Vanegas, un joven poeta asesinado por la Policía, y la de Jairo Antonio Velandia, alias Clif Chichita, múltipe asesino que vende novias y mata familias. Alrededor, el pueblo colombiano, devoto del Sagrado Corazón de Jesús, de la fiesta por cualquier motivo y de la buena vida.

rat-img1

A la hora de tejer las escenas y atar cabos para la dramaturgia y hablando de crímenes y muerte, no pude evitar servirme de la genialidad de tres autores que tocan con insistencia el tema. “Bogotanizamos” sin ninguna vergüenza la escena del teniente coronel de la guardia civil y el gitano apaleado de Federico García Lorca contenida en sus Romances del cante jondo, unos pasajes y algunos textos de Noche de huéspedes de Peter Wiss y los decididos suicidios de Romeo y Julieta, que contienen la hermosa contradicción de ser motivados por el amor.